Lo que deja…

A los heroes perdidos…
A los heroes vivos…
A las madres, a los padres,
y por que no, a los hijos.

A todo aquel que la haya sufrido
Por guita, codicia, tal injusticia.
Mi respeto, mi dolor, mi vergüenza.
Acá escrito dejo, tal vez la de un pueblo entero.

Dias duros, abrazos distantes,
besos lejanos, amores letrados.

Violencia. Crueldad. Guerra.
Hoy sólo tirás trompadas
que dicen ¿dónde estaras?
Seguro, es un mejor lugar.

Y en el día y en la lucha
Y en la noche nuestros miedos juntos.
Mirando cúal luna ilumines.
Dios… ¿Cuántas lunas existen?

Dias duros, abrazos distantes,
besos lejanos, amores letrados.

Permití que mi mente tengas alas
y se aleje de mi cuerpo.
Salga volando… recorriendo…
Conozca otro mundo.
Conozca el universo.

Comprendí que no debe estar atado.
Comprendí lo que decía el viejo.
Cierro los ojos y veo…
por medio de sus ojos, su paseo.

Y ver el mundo gritar.
Y ver el mundo cantar.
Volar, soñar, reir, y luchar.
Hoy ocupan mi (su) vivir.

Mi corazón crece al ritmo que mi mente
conoce otros lugares, anula pendientes.

Y el día que vuelva a mi cuerpo
dejaré de existir en este presente
porque yo no quiero volver a ver
lo que era antes de conocerte.

Dias duros, abrazos distantes,
besos lejanos, amores letrados.

Y feliz de haber volado estaré
Y otro lugar presiento, algo que nunca soñé…
Tranquila, si enseñas a volar tu mente
nos encontramos allá, para descubrirlo juntos por siempre.

Anuncios